Recursos preventivos

Construcción / Obra

¿Qué son los recursos preventivos?

Los recursos preventivos están formados por las personas encargadas de vigilar el cumplimiento de las actividades preventivas. Estas personas deben tener la capacidad suficiente, disponer de los medios necesarios y ser suficientes en número para vigilar que se cumplan las normas.

Según la Ley 54/2003 la figura del recurso preventivo ha de permanecer en el centro de trabajo.

LOS RECURSOS PREVENTIVOS SON IMPRESCINDIBLES:

  • Cuando los riesgos puedan verse agravados o modificados en el desarrollo del proceso o la actividad. O. por la concurrencia de operaciones diversas que se desarrollan sucesiva o simultáneamente. Y, que hagan preciso el control de la correcta aplicación de los métodos de trabajo.
  • Cuando se realicen actividades o procesos que reglamentariamente sean considerados como peligrosos o con riesgos especiales.
  • Cuando la necesidad de dicha presencia sea requerida por la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Si las circunstancias así lo exigen a causa de las condiciones de trabajo detectadas. 

Cuando se realicen actividades que impliquen riesgos especiales como son:

  • Trabajos con riesgos especialmente graves de caída desde altura.
  • Trabajos con riesgo de sepultamiento o hundimiento.
  • Trabajo con máquinas antiguas que no tienen declaración CE de conformidad.
  • Trabajos en espacios confinados.
  • Trabajos con riesgo de ahogamiento por inmersión.
  • Los trabajos indicados en el Anexo II del RD 1627/97 de obras de construcción.

 

SE CONSIDERAN RECURSOS PREVENTIVOS:

  • Uno o varios trabajadores designados de la empresa.
  • Uno o varios miembros del servicio de prevención propio de la empresa.
  • Uno o varios miembros del o los servicios de prevención ajenos concertados por la empresa. Cuando la presencia sea realizada por diferentes recursos preventivos éstos deberán colaborar entre sí.

No obstante, el empresario podrá asignar la presencia de forma expresa a uno o varios trabajadores de la empresa. Que, sin formar parte del servicio de prevención propio ni ser trabajadores designados, reúnan varias condiciones. Como, por ejemplo, los conocimientos, la calificación y la experiencia necesarios en las actividades o procesos. Y que cuenten con la formación preventiva correspondiente, como mínimo, a las funciones del nivel básico.

En este caso, los trabajadores deben mantener la necesaria colaboración con los recursos preventivos del empresario.

Solicita un presupuesto a la
medida de tu empresa

Contacto

¡Pide presupuesto sin compromiso!