en Sin categorizar

El Mindfulness ha irrumpido con fuerza en el ámbito laboral, una vez confirmada su eficacia como recurso para mejorar la calidad de vida de las personas y de su actividad laboral. El estrés, la rumiación o la ansiedad están estrechamente relacionados con el tipo de vida que vivimos: acelerada, en automático y con poca atención.

Este estilo de vida, forma parte de los principales riesgos psicosociales presentes en el entorno laboral, que afectan negativamente en la seguridad y salud en el trabajo, influyendo directamente al aumento de accidentes, bajas laborales y absentismo.

Por este motivo, muchas empresas están empezando a incluir la formación y la práctica de mindfulness para fomentar unos hábitos de vida más saludables y ayudar a desarrollar una mayor y sostenida capacidad de atención entre sus empleados. Este tipo de prácticas está cada vez más integradas dentro de las medidas preventivas en programas de seguridad y salud en el trabajo.

10 Beneficios de incluir Mindfulness en la empresa

1. El aumento de la atención contribuye a evitar muchos accidentes derivados de despistes y aumentará el trabajo efectivo.

2. Atender lo que toca en cada momento ayuda a organizarse mejor y a ser más eficientes en el desarrollo de los proyectos y tareas.

3. Contribuye a la claridad mental en la resolución de conflictos y mejora del ambiente laboral.

4. Reduce el estrés y el burnout.

5. Impulsa la capacidad de liderazgo.

6. Mejora la comunicación global de la organización.

7. Refuerza la motivación del grupo y su compromiso con la empresa.

8. Mejora la claridad mental para toma de decisiones, la creatividad e innovación.

9. Desarrolla la inteligencia emocional de todo el personal, con lo que se favorece la empatía.

10. Ayuda a crear una fuerte cultura de prevención de riesgos.

Mindfulness como medida de prevención COVID-19

Es normal experimentar miedo, preocupación o estrés como respuesta ante una amenaza como la vivida por la pandemia COVID-19. La Universidad de Columbia y el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York han puesto en marcha un estudio valorando los beneficios de la práctica de la meditación y el yoga en momentos como estos para reducir la ansiedad y aumentar la resiliencia de las personas.

Otros estudios confirman que la práctica de Mindfulness es una indiscutible herramienta para reducir los riesgos psico-sociales derivados de la pandemia.

· Aumenta la productividad y eficiencia del equipo.

· Ayuda a reducir el estrés y la ansiedad fruto de la pandemia.

· Mejora el bienestar de las personas trabajadoras, tanto a nivel físico como emocional.

· Contribuye a gestionar y a adaptarnos mejor a los cambios tanto sociales como laborales.

· Reduce la respuesta agresiva ante situaciones de alto estrés.

· Nos ayuda afrontar con mayor resiliencia los estados emocionales difíciles, causados por la incertidumbre del momento.

¿Cómo ponerlo en práctica de forma sencilla y para todos?

Te comparto 3 sencillos ejercicios para mejorar el desarrollo de tu atención y mejorar tu bienestar:

1. Pon atención a tu respiración de forma consciente y atenta. Siéntate de forma cómoda y tan solo observa como respiras durante 3 minutos.

2. Realiza prácticas de Mindfulness Metta (amabilidad bondadosa). Incrementa la empatía y la amabilidad con nosotros y con nuestro entorno.

3. Realiza un breve escaneo corporal. Respira de forma lenta, larga y profunda y ves observando cada una de las partes de tu cuerpo desde los pies hasta la cabeza, tratando de percibir cualquier sensación que notes.

Y recuerda, tal y como confirmó un estudio de la Universidad de Harvard, que “una mente atenta es una mente feliz”.

Saludos,

Minerva Castillo

Coach-Formadora Salud y Bienestar

Instructora certificada Mindfulness

www.minervacastillo.es