en Sin categorizar

Descubre las ventajas del mindfulness

¿Sabías que el 47 por ciento del tiempo de nuestra vida lo pasamos en un estado de ensoñación? Y que ese estado de ensoñación lleva a nuestra mente a divagar. El tema no es menor. Según la Universidad de Harvard, la divagación mental incrementa nuestra infelicidad, aumenta nuestro estrés, ansiedad y envejecimiento, además de impulsar la degeneración cognitiva. Y esto repercute directamente en la persona, pero también en la empresa.

Salir del estado de ensoñación

El mindfulness es una práctica que ha ido extendiéndose a todo tipo de ámbitos, más allá del terapéutico, y entre ellos, el empresarial. Tanto es así que se está convirtiendo en una competencia directiva clave, debido a su impacto personal y profesional y por su gran potencial.

Cada vez son más los programas de mindfulness para empresas, cuyo objetivo es producir una serie de cambios en los trabajadores que repercutan de manera positiva en la productividad y en el clima laboral.

La práctica de lo que se denomina atención plena facilita una mayor estabilidad emocional, así como la toma de decisiones desde una perspectiva mucho menos sesgada y rígida, aprendida a lo largo de nuestra vida familiar, escolar, laboral y social.

Las empresas innovan

Cada vez un mayor número de empresas apuestan por esta clase de formaciones, ya que el resultado está acreditado. Buscan aplicar nuevas herramientas que les faciliten a sus empleados ejercer un liderazgo más presente y mucho más consciente.

Se ha comprobado que la práctica de la atención plena ayuda en la gestión que cada persona hace de sí misma y se evidencia en aquellas situaciones emocionalmente complicadas, identificando con mayor rapidez, las tareas que realmente aportan valor de las que no.

La ciencia lo acredita

Estudios de la Universidad de Harvard han evidenciado cómo después de ocho semanas realizando prácticas de mindfulness, se produce un aumento significativo de la concentración de la sustancia gris cerebral en áreas asociadas con: la regulación emocional, la atención sostenida y la toma de perspectiva.

Otro estudio, el de Estacio-Valverde (2018) evidenció cómo su práctica puede mejorar la satisfacción laboral de los trabajadores, su rendimiento y su relación con los compañeros.

“Mindfulness es mantener viva la consciencia en la realidad presente” Thich Nhat Hanh (monje budista).

Mindfulness mejora de las habilidades blandas

Otros estudios muestran como su práctica incrementa y potencia habilidades personales como:

· Escucha más activa.

· Mejor gestión de las emociones.

· Comunicación más fluida y asertiva.

· Enfoque más consistente hacia el trabajo.

· Mejora en la gestión del tiempo y toma de decisiones

· Mejor resolución de conflictos.

· Disminuye la reactividad.

· Mayor empatía.

· Mejor gestión del cambio.

· Aumenta los niveles de resiliencia.

Resistencias y creencias limitantes

Aunque aún hay muchas empresas que se resisten a implementar este tipo de formaciones en sus empresas, la evidencia científica y los resultados están a la vista. Ahora bien, como todo, necesita su proceso.

Y en ese proceso, andamos encaminados y convencidos. Todo llega a su debido tiempo.

“La realidad es aquello a lo que yo le presto atención” – William James – (filósofo y psicólogo)

Minerva Castillo

Coach-formadora Salud y Bienestar

Facilitadora de Mindfulness